EL MARAVILLOSO RETO DE SER PADRE

EL MARAVILLOSO RETO DE SER PADRE
Blog-es

Ser padre es uno de los privilegios más maravillosos que te brinda la vida. También uno de los más importantes retos. Es tal la importancia de ser padre que cuenta con un día propio en el calendario de muchos países: el 19 de marzo, fecha reconocida a nivel internacional como el día del padre y en la que se honra la figura y el importante papel de San José, padre de Jesucristo.

El papel del padre es fundamental para la educación y el bienestar de los hijos. Pero, ¿cómo quieres que tus hijos te recuerden? ¿Te gustaría que cuando piensen en ti en unos años te asocien con valores como la integridad, la valentía, la justicia y el amor verdadero? ¿Y que se sintieran felices y llenos de seguridad y confianza para transmitir esos mismos valores a sus propios hijos?

Claves para una paternidad excepcional

Pero, ¿cuáles son los ingredientes que convierten a los progenitores en padres excepcionales? Nadie discute que el amor sea lo más importante, pero no es suficiente. Los padres excepcionales deben también ser líderes en la oración -deben rezar y enseñar a sus hijos a rezar-, deben poner límites con respecto, ejercer su autoridad con cariño, saber decir que “no” a tiempo… Y eso desde el primer día de vida de su hijo. Sin duda, algo difícil que requiere de cariño, esfuerzo, sacrificio y constancia. Y es que el amor se mide por la capacidad de sufrir por los seres queridos.

Amor y capacidad de sufrimiento

Acude a la intercesión de San José, padre de Jesús y esposo de María, y busca ser siempre un padre ejemplar. Recuerda siempre como San José estaba dispuesto a sufrir por aquellos que amaba. Y no solo una vez, sino muchas veces. La Biblia nos relata situaciones llenas de sacrificio y visión sobrenatural, como el embarazo de María, el viaje a Belén y el nacimiento de su hijo en un pesebre, la profecía de Simeón, la persecución Herodes… En todos estos difíciles momentos, San José sufrió valientemente en silencio y ofreció este sacrificio a Dios.